Cómo Evitar Distraerme En El Trabajo

Cómo Evitar Distraerme En El Trabajo

Seguramente llegaste a este sitio porque eres de esas personas que está corriendo todo el día, de un lado al otro y no sabe cómo administrar su tiempo. O tal vez, solo estás organizándote y eres consciente de que hay hábitos que cambiar.

De cualquier forma, este artículo te vendrá muy bien para analizar actividades que realizamos diariamente, que consumen más tiempo del que pensamos y no están ayudando lo suficiente. Por el contrario, estas acciones impiden que brindemos atención a nuestras prioridades.

1. “En línea”: Estar todo el tiempo disponible en las redes hará que en cualquier momento llegue un mensaje o alguien quiera hablar contigo. Si vas a dedicarte a hacer una tarea específica, puedes poner en tus redes “Desconectado”. Confía en que el mundo no va a acabar si no contestas un mensaje o una llamada. 

2. Decir “Sí” a todo: Nadie quiere ser el malo de la historia y a veces nos avergüenza decir “No”. Pero tu tiempo está en juego. Piensa si realmente vale la pena hacerlo, si es una oportunidad única y cuánto va a colaborar tu desempeño. Si no es así, puedes pensar en descartarla. 

3. Notificaciones en el móvil: Justo cuando logramos la concentración que necesitamos para hacer una tarea, llega una  notificación, que luego nos lleva a revisar otra notificación y por qué no revisar todas las noticias y el último meme que compartió mi amigo. Han pasado 30 minutos o una hora…Una hora que pudo ser muy bien aprovechada para terminar con tu tarea inicial. 
No estamos en contra de las redes sociales ¡Las amamos! Te recomendamos que crees estrategias para acelerar tus tareas, como ponerte premios. Cada 30 minutos haciendo una tarea, revisarás 10 minutos tus redes sociales y repites la serie hasta terminarla.
 
4. Aplicaciones para “organizar tu tiempo”: Nos demoramos más buscando una aplicación con una buena calificación, descargándola y actualizándola, envés de tomar un cuaderno o una pegatina para anotar rápidamente lo que tenemos que hacer. 
Todo lo que no implique usar el celular, evitará que nos distraigamos con las NOTIFICACIONES.
 
5. Deja de improvisar: Creemos que la improvisación es más rápida, porque no hemos usado tiempo para preparar algo previamente. La verdad es que, cuando improvisamos, perdemos mucho tiempo buscando reemplazar las cosas que no preparamos. 
No siempre la improvisación sale como esperábamos y terminamos frustrándonos pensando en que pudo haber salido mejor.

6. Reuniones que sabes que no terminarán en nada: Si debes asistir a una reunión así, mejor evítala y pide que te la cuenten.

7. “Ahora no tengo ideas”: Pensamos que las ideas llegan solo en momentos determinados y hasta que lleguen perdemos el tiempo en otra cosa. Si nos concentramos y establecemos fechas límite, podemos presionarnos para trabajar más rápido, aunque en ese momento “no nos fluyan las ideas”. 

8. Detalles innecesarios: Si sabes que agregar algo en un trabajo que realices no cambiará los resultados, solo evítalo. Con la experiencia aprendemos a que si no aporta, es mejor no perder el tiempo.

9. Dormir menos de 7 horas: Aunque hagas muchas cosas en el día, si empiezas a restarle horas a tu descanso, cada vez rendirás menos física, psicológica y socialmente.

No te engañes, no es lo mismo estar ocupado que ser productivo. Aprende a delegar tareas a otras personas, no tienes que encargarte de todo. Antes de tomar responsabilidades pregúntate cuánto aportará a tu conocimiento y construcción diaria.

¡Pon en claro tus prioridades!